23 julio 2019

[Columna] A seguir esperando

Columna de Claudia Sanhueza sobre la reforma previsional

A seguir esperando

Claudia Sanuheza

Las indicaciones del Ejecutivo a su proyecto de ley -que fueron aprobadas solo por hombres en la Comisión de Trabajo y Seguridad Social de la Cámara de Diputados- crean los llamados “Agentes de Inversiones del Ahorro Previsional Adicional” (antes del gran acuerdo con sectores de la DC se llamaban “Administradoras de Ahorro Complementario”). Estas instituciones serán las encargadas de administrar los ahorros individuales de la cotización adicional de 4%. Además, se crea un “Consejo Administrador de los Seguros Sociales para el Ahorro Previsional Adicional”, el cual licitará los ahorros a dichos agentes.

Todo esto está en la lógica de la capitalización individual, la misma que prometía tasas de reemplazo de 100%. Sin embargo, los datos indican que el sistema de capitalización individual da tasas de reemplazo de 20%. Es más, como las rentabilidades van a la baja, de 12,4% en los ochenta a 3,8% en los últimos años, y estimaciones del exministro Valdés indican que cada punto porcentual menos de rentabilidad son caídas en pensiones de 25%, para que el sistema de capitalización individual mantenga -recalco acá: mantenga, no aumente- las pensiones que está entregando hoy, la cotización debería aumentar a más del 20%, además de aumentar la edad de jubilación, la cual ya es bastante alta.

Es decir, el sistema de capitalización individual es absolutamente inviable en el largo plazo.

No solamente eso. La capitalización individual, ya sea en las AFP o en estos “Agentes de Inversiones del Ahorro Previsional Adicional”, genera grandes costos para los(as) trabajadores(as), que son sendas utilidades para los dueños de las AFP. Estimados de F. López (2016) indican que la rentabilidad sobre patrimonio promedio de las AFP en el período 2006-2015 fue de 25,4%, cuando solamente 5,3% es justificable por su exposición al riesgo de mercado, lo que, en términos monetarios, indica que habría una ganancia “excesiva” de alrededor de US$ 3.500 millones; lo que es casi igual que lo que se pagó en pensiones por las AFP en el último algo.

En definitiva, con esta cotización adicional no habrá mejores pensiones y habrá que seguir esperando. Lo único que va permitir garantizar pensiones dignas a los(as) trabajadores(as) es que se cree un componente de seguridad social con fuentes de financiamiento mixtas (cotización del empleador, trabajador y financiamiento público). Ese componente es viable y necesario. Por eso, la centro-izquierda unida se planteó a favor de un sistema mixto, al estilo uruguayo, en la Comisión de Pensiones (2015); por eso, la mesa técnica de la oposición en el Parlamento planteó unida que ese 4% se usara para seguridad social.

Lástima que llegó una vez más la cocina, para postergar una vez más las soluciones.


Fuente original: La Tercera
Noticias Relacionadas

No hay noticias que mostrar

Istock 913969536

Contacto

Centro de Economía y Políticas Sociales, U. Mayor

José Toribio Medina 29

+56 22518 9709|ceas@umayor.cl